martes, 26 de noviembre de 2013

"Un cuento sencinllo de entender"

De mi colección: Cuentos y Relatos Para  La Navidad.
*
Señor Villa Alta. ¿Qué hacemos con el abuelo?  Tú y yo  nos marchamos esta misma tarde a Venecia, a pasar  la Navidad con nuestros amigos, los chicos  se han ido a España.

Señora Villa Alta. -No sé, querido, tú arregla  el problema del abuelo, que yo arreglaré  el problema de las maletas, necesito pensar que ropa llevaremos para lucir mejor, y no desentonar con nuestros elegantes amigos. No me agobies con eso ahora, se me hace tarde, haz lo que tú  quieras, porque  lo que yo quiero  es que, esta Navidad sea perfecta,  tan especial que no la olvidemos nunca jamás.


Señor Villa Alta. -No podemos dejarlo solo en casa, el viejo está invalido,  si se dan cuenta los vecinos que lo hemos dejado solo nos criticaran, pueden que llamen a los de Asuntos Sociales y estos llamaran a la policía. Ya sabes que los vecinos  nos envidian, por nuestra buena posición. No quiero escándalos, nuestros amigos dejaran de serlo si se enteraran de un escándalo así.
 
Señora Villa Alta. -Tienes razón cariño. Pues muy fácil, llama a la asistenta del año pasado, creo que se llamaba… algo así como, Caridad, ofrécele una suma importante de dinero, no se negara a venir a cuidarlo.

 Señor Villa Alta. -Eso aré  esposa mía,  llamaré a la señora Caridad. 
Hola, buenos días, la señora  Caridad, por favor, soy el señor  De Villa Alta.

Caridad De Caridad. -Buenos días,  sí, sé bien quién es usted, le recuerdo señor De Villa Alta. Yo soy la señora Caridad, dígame en que puedo servirle.


 Señor Villa Alta. -Necesito que nos preste sus servicios, por tres semanas, la necesitamos para que  cuide del abuelo, le pagaré mucho dinero, lo que usted me pida, yo le aumentaré por cuatro veces más la cifra, a la que usted me diga,  le estaré eternamente agradecido.

Caridad De Caridad. - Señor Villa Alta, yo  voy por el abuelo, no voy por el dinero, no se preocupe,  estará conmigo, yo lo cuidaré muy bien.

Señor Villa Alta. -Esposa mía, ya  he hablado con la señora Caridad, le he ofrecido una suma de dinero muy grande,  el problema del abuelo ya está solucionado, la señora Caridad,  ya viene de camino a casa, no tardará en llegar.

Señora Villa Alta. -Pase señora Caridad, está usted en su casa, me alegra volverla a ver, el abuelo está en la segunda planta, descansando  en su habitación.
 

Señor Villa Alta. -Le he dejado en la cocina  las llaves de toda la casa, y en  un sobre su dinero, mucho dinero, solo le pongo una condición, no
llame por teléfono si no es sumamente necesario, a usted le dejo el cargo de la casa y del abuelo, cuando volvamos de nuestras vacaciones le daré más dinero, mucho más dinero se lo prometo, usted se comporta, yo también me comportaré con usted.

Caridad De Caridad. -Señor Villa Alta, ya le dije  a usted, que no se preocupara por el dinero, que yo solo vengo por el abuelo, yo no vengo por el dinero.

(-Llegó el final de la Navidad, y los señores volvieron a su lujoso hogar, encontrándose  su Bella Villa  Alta, envuelta como un regalo de Navidad  por una cinta de la policía-)


 Policías. -El señor y la señora quedan los dos detenidos. Delito: dejar a un anciano inválido, solo en casa.  Ha muerto de frio y hambre.  Puede usted  hacer una  llamada a su abogado.

 
Señor Villa Alta. -Antes de mi abogado  llamaré a casa de la señora Caridad.
¡Oiga, con la señora Caridad, por favor. Pero que meloja me está usted contando, escúcheme muchacho: Soy el señor De Villa Alta, quiero que se ponga ahora mismo la señora Caridad, tengo que hablar con ella, urgentemente, dese prisa!

Hijo de Caridad De Caridad. –Le repito señor, yo  soy el hijo de la señora Caridad, y sintiéndolo mucho, señor Villa Alta, pero por desgracia mi madre no se puede poner al teléfono, ni ahora ni nunca, mi madre Caridad, hace once meses que falleció.


Policía. -En la cocina, hemos encontrado un sobre con dinero, y una esquela que dice: "No os preocupéis por el abuelo, él  está conmigo, lo cuidaré.  Firmado: Caridad De Caridad"
Hemos buscado a la tal señora Caridad y hace casi un año que esa señora está muerta, muerta  y enterrada ¿Qué significa esto?  Tendrán ustedes  que aclararlo todo delante de un juez.

 Autora Lola Barea.