lunes, 21 de enero de 2019

"Añoranza"

Soy pajarillo que revoletea recuerdos,
posándome en ramajes de melancolía.
Planeo en el aire entre nubes,
espero recoger las gotas perdidas.

A veces empujada por el viento,
con cierto sabor entre agrio y dulce.
Altura que no llego, aunque
salte, arañe o repeche.
 
Mis manos vacías, con ellas intento
sujetar…quizá un beso (ya imaginario)
le atrapo, lo ato a mi pecho
y lo encarcelo en mi corazón.






Lola Barea.

lunes, 17 de diciembre de 2018

"La regañina de don Arturo"

RELATO
*
Mira Roberto,  hijo mío, escúchame con atención lo que voy a decirte. Yo sé que tú, tienes tus estudios, pero, no por eso, te la des de entendido. Te vas dando aire de que sabes más que yo, y el resto de todos los que vivimos aquí, en la casa grande. Te recuerdo, por si te se ha olvidado, que, esta casa es familiar, y no es solo tuya. Por cierto, no me gustó tu comportamiento de ayer noche, con tu tío Agustín. Lo mandaste a dormir a su habitación como si fuese un niño pequeño, y sin embargo, a tu tía Rita, ¡hasta le pelaste la manzana en la cena! Se te nota a las mil leguas que es tu preferida. Después, Rita se quedó a ver su tele-novela favorita, y tú encantado, incluso charlando con ella, y también con tu hermana Maribel. ¡Sí, tú y tu hermana Maribel os quedasteis hasta las tantas de la madrugada charlando! Ahora se te ha metido en la cabeza de que eres enfermero, y quieres ponerme la inyección, eso no te lo voy  a permitir. Así que obedéceme como hijo mío que eres.
(Suena el teléfono)
-Hola Roberto, el pedido de los medicamentos llegará a la residencia  a las cuatro de la tarde.
-Bien, Doctor. Yo termino mi turno a las tres de la tarde. El pedido lo recogerá la cuidadora que estará de guardia, la señorita Maribel.
 
 
Código de registro: 1707102921132
 
Autor: Lola Barea Barrera

miércoles, 12 de diciembre de 2018

Estás en mi corazón amiga mía

Este Ovillejo fue dedicado a nuestra amiga Ambar
Dueto Avelina Mainar y Lola Barea
 
(estos dos poemas es la contestación, al poema "El cañaveral" del libro "La trastienda de los Sentimientos")

Autora: Poetisa Avelina Mainar (AMBAR)
“Vuelvo al cañaveral de hojas verdes”

Vuelvo a ese cañaveral verde,
de verdes cañas de azúcar,
que saben sabrosas...ricas,
en nuestra noche de amantes.


Entre los besos y risas
esa luna que nos mira
Está irritada y celosa
reflejándose en el agua
porque a ella no la amas.


Ámame mi bandolero
que por tus besos me muero,
el rojo de mi vestido
mis labios los a, teñido
del color de la granada
y te ofrece su belleza
con su rosa encarnada.




 
Autora: Lola Barea Barrera
Al cañaveral no volveré
aunque de amor muera y muera,
pues me hice caso de ti, Ambar,
fiel amiga y leal compañera.
 
Ahora vivo amando a la luna
la que estaba celosa, sola y ciega,
y esa lunita me ha confesado
que  tú te ves con el bandolero 
en el cañaveral a solas.
 
Ay, que penita y que dolor
la que siente  dos corazones
la culpita la tiene un amor
que no atiende a razones.
 
que tendrá ese bandolero
para enamorarnos a las dos,
que andamos por la pradera
bamboleadas como  una flor.
 
Pero hoy nos hemos reunido
en el cañaveral de las pasiones
para darle fin a este romance
y buscar  nuevas soluciones.

Somos dos amigas muy fieles
y no hay  nadie que nos separen,
ni el cañaveral ni el bandolero
podrán romper esta amistad
que por años mantenemos.

 
 
Lola Barea                                       "Un poeta y su mesa”  

¡Madre mía! Si ella viese ese desorden en la mesa de escribir, con esos cuantos versos colgados en cada esquina. El café de ayer derramado, las gafas empapada, que desastre, menos mal, el libro de Antonio Machado se ha salvado, solo se ha mojado unos cuantos versos sin importancias, son retales de un poeta, serán sentimientos profundos, versos sin acabar, versos defectuosos, puede ser que nunca vean la luz ni los lean nadie. Ese cenicero rebozando, de no sé cuándo, si ya no fumo. ¡Ay, qué asco, el vaso de agua tapado con un papel y la molesta mosca intentando entrar y beber!

 Melancolía, se cuela e invade todo el interior, al ver la rosa marchita en el jarrón…,pero la rosa seguirá ahí, claro que sí, pues en más de una ocasión fue la inspiración de algún verso soñador.

Ese móvil, casi sin batería, nunca suena, nadie  llama, la imagen de la pantalla casi no se ve, está desgastada de tantas veces que has  posado la mirada en él, nadie se acuerda, nadie.

Las teclas del ordenador se han borrado de tanto teclear, la culpa la tiene ese poema que no encuentras las palabras adecuadas, esas rimas inoportunas que se van cruzando, te marean, no dejan contar las silabas del soneto, creo que es mejor cerrar el poema con unos versos libres.

 ¡Madre del Dios hermoso, pero que ven los ojos, y ese gato, que se ha subido encima de la mesa, pero que haces ahí, fuera, bájate de la mesa, lanudo o lanuda! ¡Pero si yo no tengo gato! O sí, tengo gato…¡¡por las cien hadas del olvido, se me fue el santo al cielo!! Pobrecita gatita, lo siento, Dorotea, gatita linda, tomará doble ración de pienso, y una lata de atún, te gusta el atún al natural, eso no lo he olvidado, ay, Dorotea, Dorotea, eres tan buena que ni si quieras ronroneas. ¿Sabes una cosa bella gatita? Que me has inspirado un cuento, ya le tengo hasta el título, se llamará: “Dorotea, la gata invisible” ¿qué te parece, micha? Te parece bien, verdad que sí, pues ya sabes, no me moleste que, empiezo a escribirlo ahora mismo, en cuando ordene la mesa, y deje libre un sitio para poner la impresora para ir sacando todo los que ya están escritos.

 No sé qué voy hacer con la lámpara, es demasiado grande y  esta mesa tan pequeña, y para colmo la bombilla está fundida, pondré provisional una vela, mejor no, las velas con tantos papeluchos es un peligro. Arrastraré la mesa hasta la ventana, así puedo aprovechar la luz del día y  cuando llegue la noche me alumbrará la luz de la farola, solo será por unos días, hasta que compre  una lámpara

adecuada para la mesa, o mejor será que compre una mesa más grande ¡eso es, todo solucionado, otra mesa mucho más grande, total si ese rinconcito deseado, donde se puede soñar, llorar, reír, viajar, olvidar el reloj, o traer el pasado al presente, todo sin moverse de la mágica mesa.


Autora Ambar

 
A ti, mujer"
 
En cualquier rincón del mundo
Con el alma siempre llena
De un amor sincero y puro
Un corazón que secretos
Sabes guardar en el tiempo
Que ocupas esos espacios
Y todos esos momentos
De los grandes y los chicos
Tú, recoges los lamentos
Eres la raíz y puente
De la vida en crecimiento
A ti, mujer
Hoy, estas palabras
En ramillete te ofrezco.
***
 
Autor: Lola Barea
 "A TI, AMBAR.
 

Ya tú lo sabes, querida amiga mía,
no está de más recordártelo
para que no lo olvides en tu partida.
 
Aquí me tienes esperándote, y no es sencillo
buscarte entre la gente para no encontrarte.
Miro a mi alrededor en silencio,
voy viendo tu luz en todo lo bello,
y escucho tu voz en tus versos.
 
Y de repente me invade una calma
como un rayo de sol sobre el agua,
cuando leo tus poemas de esperanzas
...los cuales desean quedarse.
Guardo todos los mensajes de mi amiga, dejo un par de ellos publicados en Facebook.
11 de noviembre de 2013
Un abrazo muy grande para todos, grandes y chicos.

Ambar. 
Lola B Barrera Soy de las que cuando llega a mi vida cosas hermosas y personas de corazón sensible y de nobles sentimientos, no las quiero perder, quiero que sigan conmigo, y tú, mi querida Avelina, quiero que permanezcas en ella. Un abrazo, y gracias por estar en mi vida.
 
Querida amiga Avelina, Ambar, me han dicho que te has marchado, seguro estás en el cielo, no olvides mandarme tus versos, los espero aquí abajo, en la tierra.
Gracias por pasar por mi vida, me has dejado mucho amor y tu sabiduría.
Eternamente tu amiga Lola Barea.
12/12/ 2018
 


lunes, 3 de diciembre de 2018

“Un ritual para los que quieren y no se deciden o no se atreven”

 
 
“Un ritual para los que quieren y no se deciden o no se atreven”
Te voy a recomendar  este ritual,  lo puede usar tanto el hombre como la mujer, ya sea soltera o soltero, hasta los insatisfechos o los desechos. Los casados o casadas, los cansados de todo y de todos. Para viudas y  viudos. Un ritual especia para los desesperados o fracasados, los cobardes o temerosos, para los malos y los buenos. Ahí va: Pon en tu mano una maleta, con solo lo necesario, pon en tu bolsillo tus ahorros. No pienses donde están tus fallos ni los fallos de los demás…pues, tu corazón es tan seductor, (aunque no te lo creas, eres seductor y capaz) camina y déjate llevar por la situación. Muy importante, tú puede fabricar tu propia cremita. Ingredientes: Coge agua de lluvia, unas estrellas, abundantes rayos de sol, muchas lunas, muchas. Todo eso lo introduce en tu maleta, agítala muy bien, y no pares  hasta que hayas recorrido los cuatro continentes.
Y para el dolor de tripa infusión de amor.
¡Ah, lo más importante! no te vayas a  llevar ni ordenador ni  móvil…solo el celebro, bueno, el celebro lo guardas en la maleta y lo sacas solamente en casos extremos.
 
 
Código de registro: 1704111687004
Lola Barea