"La bruja Bruna y su escoba de color caoba"


Hola queridos amigos y amigas: pido disculpas a todos, por mi larga ausencia.
Les dejo un cuento infantil en versos rimados, e ilustración de mi hija, Loli R.B, espero que os guste y lo disfrutéis. Gracias a todos, quiero que sepáis que no los olvido, a ninguno de vosotros, y los extraño mucho,  a todos.
Siempre con mi cariño, mi respeto y admiración con todos ustedes. Muchas gracias.
Lola Barea.

"Doña Positiva y doña Negativa"

Doña Positiva, había acabado el año 2013 bastante bien, pero quería empezar mucho mejor el nuevo 2014, usando todas sus buenas energías.
Muy de mañana se levantó de la cama, se puso ropa de deporte, y salió a la calle, dispuesta a comerse el mundo, positivamente.

 Pasó por la puerta de doña Negativa, ésta con cara tristona, barría el acerado de su puerta. Con su cara de pocos amigos hacia estremecer hasta la mismísima basura que arrastraba con su escoba.

Buenos días, doña Negativa -le saludó amablemente doña Positiva-

Buenos días lo será para usted, porque lo que es para mí, le puedo asegurar que de bueno  no tiene nada. Fíjese, fíjese -siguió hablando doña Negativa, apuntando hacía el suelo con su dedo y con su mirada- fíjese como  me ha dejado mi puerta  de hojas  ese molesto árbol. Deberían de cortarlo, solo hace que molestar y ensuciar. 

Ah, no es para tanto, mujer, -Le contestó doña Positiva- es algo normal, que se les caigan las hojas a los arboles con el viento. Igual que a las personas se nos cae el cabello, por diferentes motivos y causas, y no por ello nos deben cortar la cabeza. 

–Siguió hablando Positiva- Recuerde usted, lo bello que se pone  el árbol,  sus flores y  su perfume nos recuerda que ya llega la primavera, y que me dices, de su sombra, cuando el calor del verano aprieta, es toda una delicia cobijarse en ella.

Anda, suelte  usted la escoba, y acompáñame. Yo también tengo que barrer las hojas de mi puerta, pero, yo estoy antes que todo eso. Las hojas pueden esperar a que vuelva de mi paseo, pero el día se marchará y ni espera ni volverá.

Anímese doña Negativa y vayamos juntas a dar  un lindo  paseo, le invito a un café en la nueva cafetería. Vamos, se distraerá y eso le hará el día más agradable .

¡Ni hablar, yo no puedo ir, a esos tontos paseos! no entiendo, cómo usted puede ver todo tan sencillo y tan natural! –le contestó doña Negativa, con voz agria y amarga.
 
No soy ciega, ni sorda,  y  le aseguro que también conozco el dolor, los problemas, el miedo, la pena…
-Le contestó doña Positiva-  distingo perfectamente lo bello de lo feo, lo malo de lo bueno, la bondad de la maldad, de la mentira y la verdad, del amor del desamor, de lo conveniente de lo inconveniente…y así podría seguir, pero no quiero seguir perdiendo mi valioso tiempo. Que tengas un buen día.
-Se despidió doña Positiva, regalándole una sonrisa, y marchó feliz-
 
A la vuelta de su gratificante paseo y rico desayuno, doña Positiva vio otra vez a doña negativa barriendo la puerta.
 
¿Pero, bueno, todavía barriendo la puerta, doña Negativa?
 
¡Oh, por Dios, no me hables, no me hables, todo es un desastre!  ¡Miré, miré! Ya que tenía todo el acerado barrido y recogido, ¡fíjese que horror! Una ráfaga de fuerte viento ha sacudido el maldito árbol y ha cubierto otra vez el suelo ¡de hojas, hojas y más hojas! ¡Basuras por todas partes!
Sin embargo su puerta esta reluciente, -siguió hablando doña Negativa- ha pasado el camión de los barrenderos, y le ha dejado su puerta reluciente. ¡Sin hojas, sin hojas y sin hojas! ¡Qué mala suerte tengo, ay, qué mala  es la suerte mía!
 
Tanto lo positivo como lo negativo es igual a una esponja
por lo tanto cada cual absorberá  cada uno de lo suyo.
Autora Lola Barea.

Queridos amigos, amigas y lectores del blog "Una estrella una inspiración" por un tiempo estaré ausente. Muchas gracias a todos, hasta mi vuelta. Un abrazo.
Lola Barea.
 


¡...Ssshhhh...silencio...!



Este poema, ¡Sssshhh...silencio! hace años que lo escribí,  hoy lo vuelvo a publicar con cariño para todos ustedes. Gracias por  vuestras presencia. Abrazos  para los amigos y amigas de este blog.
***
Silencio todo el mundo...
que no se despierte el Ángel elegido,
que nadie haga ruido que Jesús ya está dormido.
Tocar suabe campanas, nanas y villancicos alegres
mientras el Niño Dios duerme...
silencio pastorcillos que el Mesías no se despierte.
¡...Ssshhhh...!
Reyes Magos que llegáis de Oriente
calmar la tormenta...cambiarla por la paz en la calle...
entrad despacito, dejad que nuestro niño sueñe...
golondrinas sigilosas, ir adornando con vuestros picos
su camino de estrellas y sin espinos...
mientras José y María embellece el pesebre
del Lucero recién nacido.
***

Una Estrella una Inspiración
les desea a todos Felices  Fiestas.

2014

Lola Barea.


"Un cuento sencinllo de entender"

De mi colección: Cuentos y Relatos Para  La Navidad.
*
Señor Villa Alta. ¿Qué hacemos con el abuelo?  Tú y yo  nos marchamos esta misma tarde a Venecia, a pasar  la Navidad con nuestros amigos, los chicos  se han ido a España.

Señora Villa Alta. -No sé, querido, tú arregla  el problema del abuelo, que yo arreglaré  el problema de las maletas, necesito pensar que ropa llevaremos para lucir mejor, y no desentonar con nuestros elegantes amigos. No me agobies con eso ahora, se me hace tarde, haz lo que tú  quieras, porque  lo que yo quiero  es que, esta Navidad sea perfecta,  tan especial que no la olvidemos nunca jamás.


Señor Villa Alta. -No podemos dejarlo solo en casa, el viejo está invalido,  si se dan cuenta los vecinos que lo hemos dejado solo nos criticaran, pueden que llamen a los de Asuntos Sociales y estos llamaran a la policía. Ya sabes que los vecinos  nos envidian, por nuestra buena posición. No quiero escándalos, nuestros amigos dejaran de serlo si se enteraran de un escándalo así.
 
Señora Villa Alta. -Tienes razón cariño. Pues muy fácil, llama a la asistenta del año pasado, creo que se llamaba… algo así como, Caridad, ofrécele una suma importante de dinero, no se negara a venir a cuidarlo.

 Señor Villa Alta. -Eso aré  esposa mía,  llamaré a la señora Caridad. 
Hola, buenos días, la señora  Caridad, por favor, soy el señor  De Villa Alta.

Caridad De Caridad. -Buenos días,  sí, sé bien quién es usted, le recuerdo señor De Villa Alta. Yo soy la señora Caridad, dígame en que puedo servirle.


 Señor Villa Alta. -Necesito que nos preste sus servicios, por tres semanas, la necesitamos para que  cuide del abuelo, le pagaré mucho dinero, lo que usted me pida, yo le aumentaré por cuatro veces más la cifra, a la que usted me diga,  le estaré eternamente agradecido.

Caridad De Caridad. - Señor Villa Alta, yo  voy por el abuelo, no voy por el dinero, no se preocupe,  estará conmigo, yo lo cuidaré muy bien.

Señor Villa Alta. -Esposa mía, ya  he hablado con la señora Caridad, le he ofrecido una suma de dinero muy grande,  el problema del abuelo ya está solucionado, la señora Caridad,  ya viene de camino a casa, no tardará en llegar.

Señora Villa Alta. -Pase señora Caridad, está usted en su casa, me alegra volverla a ver, el abuelo está en la segunda planta, descansando  en su habitación.
 

Señor Villa Alta. -Le he dejado en la cocina  las llaves de toda la casa, y en  un sobre su dinero, mucho dinero, solo le pongo una condición, no
llame por teléfono si no es sumamente necesario, a usted le dejo el cargo de la casa y del abuelo, cuando volvamos de nuestras vacaciones le daré más dinero, mucho más dinero se lo prometo, usted se comporta, yo también me comportaré con usted.

Caridad De Caridad. -Señor Villa Alta, ya le dije  a usted, que no se preocupara por el dinero, que yo solo vengo por el abuelo, yo no vengo por el dinero.

(-Llegó el final de la Navidad, y los señores volvieron a su lujoso hogar, encontrándose  su Bella Villa  Alta, envuelta como un regalo de Navidad  por una cinta de la policía-)


 Policías. -El señor y la señora quedan los dos detenidos. Delito: dejar a un anciano inválido, solo en casa.  Ha muerto de frio y hambre.  Puede usted  hacer una  llamada a su abogado.

 
Señor Villa Alta. -Antes de mi abogado  llamaré a casa de la señora Caridad.
¡Oiga, con la señora Caridad, por favor. Pero que meloja me está usted contando, escúcheme muchacho: Soy el señor De Villa Alta, quiero que se ponga ahora mismo la señora Caridad, tengo que hablar con ella, urgentemente, dese prisa!

Hijo de Caridad De Caridad. –Le repito señor, yo  soy el hijo de la señora Caridad, y sintiéndolo mucho, señor Villa Alta, pero por desgracia mi madre no se puede poner al teléfono, ni ahora ni nunca, mi madre Caridad, hace once meses que falleció.


Policía. -En la cocina, hemos encontrado un sobre con dinero, y una esquela que dice: "No os preocupéis por el abuelo, él  está conmigo, lo cuidaré.  Firmado: Caridad De Caridad"
Hemos buscado a la tal señora Caridad y hace casi un año que esa señora está muerta, muerta  y enterrada ¿Qué significa esto?  Tendrán ustedes  que aclararlo todo delante de un juez.

 Autora Lola Barea.


"La comadre va a la fuente"

A Federico García Lorca
                     *
La comadre va a la fuente
con su cántaro a por agua,
el amante la está esperando
la está esperando su amante.

 Un revuelo de pájaros
Al relinche del caballo
se balancea las ramas
Al compás del romancero.

 Cuatro chorros sin descanso
entre las piedras y halagos,
jugos los va derramando
por lirios y jaramagos.

 Ya está el cántaro debajo...
del chorro de la fresca agua,
la comadre se remanga
los encajes de su enagua.

¡El caballo bebe y calla,
refrescando su garganta
en el pilón de la  fuente
donde se rebosa el agua!
*
Autora Lola Barea.
*
(Frase de Lorca: "La poesía no quiere adeptos, quiere amantes.”