jueves, 21 de febrero de 2013

Fábula "La gaviota y el faisán"

 Queridos amigos y amigas de este blog, muchísimas gracias por vuestro apoyo incondicional, me he sentido arropada y respaldada por todos vosotros, eso es de agradecer, no lo olvidare jamás, gracias. He cerrado la última entrada como ya dije y les dejo con la fábula.
 Me tomo un descanso en el blog, gracias.
 Os abrazo desde mi corazón, con cariño, siempre.
 Lola Barea.
*******
"La gaviota y el faisán"
***
Una gaviota observaba, la belleza del faisán, lo bien que vivía, una agradable y bonita granja, agua dulce, con verdes y frescas arboledas, un buen refugio, pero sobre todo comida abundante servido por aquel agradable granjero.
 -Qué suerte tienes faisán. -Le dijo la gaviota al faisán-  No te falta de nada, lo tienes todo, hasta la belleza posees.  Sin embargo, yo tengo que pescar todos los días, luchar contra los fuertes oleajes del mar para poder sobre vivir, y para colmo  hasta me suelen llamar la rata de los mares.
 -Mala suerte la tuya, gaviota. -Dijo el faisán-
-Me has caído bien y quiero hacer un trato contigo. -Yo tomaré tu puesto y tú te quedaras por una noche y  un día en  el mío.
-Oh, gracias faisán, nunca olvidare tu buena acción conmigo.
La gaviota se instaló inmediatamente en la granja y el faisán rápidamente se alejó de ella. A la mañana siguiente unos cazadores tirotearon a los faisanes entre ellos cayó la gaviota.
Cuando ya acabo la temporada de caza el faisán volvió a la granja.
 
 Moraleja: Obsesionarse  con querer tener  lo que otros poseen,  es síntomas de envidia y eso jamás nos dejara avanzar en la vida y menos disfrutar y valorar lo que en  ella cada uno tenemos.
 También nos quiere decir: nadie cambiará su miel por tu hiel.

                                                                 ***
Autora Lola Barea 

¿Qué moraleja sacarías tú de esta fábula? Me gustaría saber tú opinión. MUCHAS GRACIAS por tu valioso comentario.