jueves, 7 de junio de 2012

Fábula: El camaleón glotón y la rosa"

                         ***
 El  lugar favorito del camaleón para cazar
era el frondoso tronco del hermoso rosal,
donde se camuflaba entre verdes hojas
y una bella rosa blanca, desde allí divisaba
y cazaba con su larga lengua cuantos insectos
que pasaba por las ramas cercanas.
A la rosa no le molestaba al contrario le hacia
compañía y también evitaba ser vista y así no
ser cortada y morir en un triste y solitario jarrón.
Aquel día pasaba una apetitosa araña,
el camaleón rápidamente se dispuso a su caza y engullirla,
pero la rosa fue más rápida y le clavo al camaleón
 una de sus mas punzantes espinas de su tallo.
-La araña aprovechó el percance para huir del lugar-
Cuando vio el camaleón que por culpa de la rosa
perdió tan rico y abundante manjar,
fue tan grande la rabia y odio que sintió hacia  la rosa blanca,
que apartó todas las ramas para que la rosa pudiera ser vista
y que la cortara  el jardinero.
-Esa seria la venganza del camaleón, la muerte de la rosa-
Así fue, el jardinero al ver tan bella rosa rápidamente
 corto la linda rosa blanca para llevarla a la señora de la casa.
Pero cual grande fue la sorpresa del camaleón
al ver a la rosa cortada en el cesto y de entre sus pétalos
 salia una peluda araña de un veneno mortal,
 la rosa  había evitado la muerte de su amigo el camaleón.
Moraleja: No te adelantes. Cuidate del impulsivo
que la maldad le sabe a una apetitosa venganza.
Autora Lola Barea.